Sugerencias para tomar con un queso manchego

El queso manchego te brinda por su sabor, diversas posibilidades de como comerlo y por ello vamos a darte algunas ideas.

Lo primero que debemos conocer es que se debe tomar a la temperatura adecuada, para saborear bien todos sus matices lo mejor es sacarlo del frigorífico una hora antes de servirlo. De esta manera, se atempera y su sabor se acentúa. De hecho, lo aconsejable es servirlo entre 22ºC y 24ºC, pues es la temperatura en la que mejor se aprecia su sabor.

Con una copa de vino

Combinar una copa de buen vino tinto con pedacitos de queso manchego es una auténtica delicia.

El vino perfecto para maridar con el Queso Manchego es el tinto, ya que gracias a su cuerpo realzará el sabor del queso, provocando una explosión de sabor que no dejará indiferente a nadie.

En función del tipo de queso manchego por su maduración, encontraremos los quesos curados, semicurados o añejos y por ello no hay un único tipo de vino.

Según el estado de maduración del queso, el maridaje quedará mejor con un vino u otro. Un vino joven acompañará a un queso de corta curación, y un crianza entrará perfecto acompañado con unos taquitos del más curado de los manchegos.

Cada vez se apuesta más por maridar quesos manchegos con vinos jóvenes, afrutados y secos que ayudan a potenciar y complementar los matices de un queso manchego, en vez de limpiar el paladar.

Contrastes dulce – salado

Puedes utilizar las mermeladas de membrillo o de tomate, las frutas como la manzana, uva, pera… combinan con los quesos manchegos curados o semicurados para darle ese toque ácido o dulce.

Servir una tabla de quesos como aperitivo es siempre una fantástica idea. Y si lo acompañamos de unas piezas de fruta fresca, mucho mejor. Ambos ingredientes forman un maridaje difícil de rechazar.

queso manchego con frutas

Además es muy beneficiosa esta combinación ya que las grasas del queso ayudan a absorber con mayor facilidad las vitaminas y minerales de la fruta.

Con aceite de oliva

Un buen queso manchego cortado en triángulos con un chorrito de aceite por encima y un poco de pimentón.

Otras formas de comerlo es ya especiado, en nuestra tienda online encontrarás nuestro queso de oveja especiado al pimentón o el queso manchego artesano en aceite de oliva virgen.

Acompañarlo con un buen pan

Nunca falla con un pan clásico, con pan tostado, pero hay opciones de lo más interesante como es la combinación del pan con nueces o cereales.

Alimentos básicos en la cocina española pero un manjar como pocos y ya dice el refrán, pan con queso saben a beso….

Acompañando platos

Los quesos manchegos también aportan un toque de sabor intenso a platos, como por ejemplo, rallado por encima de un buen plato de pasta, en una lasaña, o en diferentes platos ya que hay infinidad de recetas elaboradas con queso manchego, quesos que realzan el sabor y la intensidad en nuestros platos.