Consejos de conservación, corte y presentación de un queso manchego

1º Si el queso está envasado al vacío, al sacarlo de la bolsa puede presentar algo de aceite a causa del «sudado»: no es ningún problema es, incluso beneficioso, siempre que no sea en exceso.

2º Apoyar el queso en una superficie firme: una tabla de madera es lo adecuado.

Corte Queso Artesano Manchego

3º Utilizar un cuchillo de hoja ancha y un poco más larga que el diámetro del queso.

4ºPartir el queso en dos mitades iguales.

5ºLa mitad que no vayamos a utilizar se puede conservar en el frigorífico, untando el corte con aceite de oliva para evitar que se reseque. Después la envolvemos en un paño, bolsa de plástico o papel albal.

6º De Ia otra mitad del queso, la que vamos a utilizar, cortamos cuñas no muy gruesas; eliminamos las cortezas de las caras planas pero conservamos la de la parte cilíndrica: la corteza nos ayuda en la cata.

7º Cortamos la cuña que vamos a consumir en triángulos finos.

8º Presentamos los triángulos en un plato exclusivo para el queso. No utilizar el mismo plato para embutidos jamón….

9º Servir el queso a una temperatura aproximada de 20º.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>